Archive | febrero 2013

Marató Barcelona: sufrir en el entreno, disfrutar en la carrera

marato bcnFalta menos de un mes y empiezo a sentir en mis piernas el entreno de los últimos 5 meses… y sus 848km acumulados

El próximo 17 de marzo es la Maratón de Barcelona, un reto marcado en mi calendario desde que el año pasado totalmente centrado en los triatlones dejara pasar esperando estar más dedicado al running este 2013. Con el calor del verano, el pasado mes de agosto tomé la decisión de emprender el reto de correr y acabar la maratón. Todos aquellos que conozco que la han corrido me han transmitido el respeto a tenerle a esta carrera, a todos y cada uno de sus 42km. Por este motivo decidí hacer las cosas bien, definir un tiempo estimado para acabar la carrera de acuerdo a mis posibilidades y planificar un entrenamiento para conseguirlo.

Lo primero fuer marcar un tiempo objetivo, que a la luz de las marcas que tenía por aquellas fechas en 10km y en media maratón, decidí que fueran 3horas y 15 minutos (o lo que es lo mismo, 4min37seg el km). Y a partir de aquí a planificar el entrenamiento partiendo de los propios entrenos facilitados por la organización de la maratón de Barcelona, el entreno que Victor Oliver me pasó de sus andaduras por la maratón de NY y todo lo que fui recogiendo de otros corredores y de revistas especializadas. Todos sumado un entreno de casi 6 meses con una buena base de la temporada de triatlón y con tres objetivos:

  • Ganar velocidad: obtener velocidad para poder superar marcas objetivo que tenía en la cabeza, ganado de esta forma confianza. Esto me ha permitido bajar de los 40minutos en 10KM (con 39:57 en los 10Km del circuit de Catalunya en diciembre 2012), y de los 90 minutos en media maratón (primero con 1.28:18 en enero en Sitges y más tarde con 1:26:04 en Granollers en febrero).
  • Ganar resistencia: un entreno basado no sólo en hacer tiradas largas sino sobretodo en salir varias veces por semana, acostumbrando a mi cuerpo a correr de forma continuada y, por lo tanto, a recuperar de forma más rápida. Esto me ha llevado a entrenar entre 4 y 6 días por semana (según los momentos de carga del entreno), llegando a acumular 60 y 80km en una misma semana. En ese sentido hacer series de forma regular y pautada me ha ayudado mucho, aunque resultan agotadoras. Hasta la fecha he pasado por las seres de 1km a 3’30’’, las series de 2km a 3’45’’, las series de 3km a 3’53’’ y las series de 4km a 3’58’’; y ahora sólo me queda un día de series de 5km a 4’ y finalmente 10 días de la maratón el 2X6000, con los primeros 6km a ritmo de maratón y los segundos 20 seg más rápido.
  • Ganar fuerza mental: algunos me han dicho que 6 meses son un entreno demasiado largo y en algunos momentos no les quito razón, pero con una marca deseada tan exigente necesitaba estar bien de cabeza, estar fuerte para aguantar los malos momentos que se que llegarán durante la carrera, para superar las dudas y los pensamientos negativos que ya durante el entreno aparecen. Y salir a  correr durante estos meses con días que no apetece en absoluto, con días donde el dolor en las piernas aconsejaría un masaje más que 15 km de carrera me están ayudando en este sentido. Y las circunstancias han hecho que el 95% del entreno lo haya realizado en solitario, eso nunca es bueno pero quizás en este caso me ha ayudado a estar más fuerte.

Aunque la verdad es que el auténtico objetivo (gracias Víctor por esta frase que retumba en mi cabeza cada vez que salgo a entrenar) de todo este entreno no es otro que “sufrir durante el entrenamiento para disfrutar el día de la carrera”.

Y ayer tuve la penúltima muestra de este sufrimiento con una tirada larga de 30km a 4’27’’ (para un total de 2h14min). Constaté que hacer esta distancia dentro de Sabadell es un suplicio (todo sube o baja) y que correr tantos km en solitario casi puede con mi aguante mental. Pero más allá de acabar cansado y con los abductores un poco cargados las sensaciones fueron muy buenas. La cita se acerca, en menos de 30 días tocará cumplir un reto, vivir un sueño y poco a poco el entreno va llegando a su fin.

Media Maratón Granollers 2013: superando mis límites

mitja granollersComo cada día en el que tengo una carrera el despertador no suena, los nervios hacen que me despierte siempre antes, salgo de la cama y arranca la rutina que desde hace dos años tengo previo a estar en la línea de salida: bocadillo o galletas con Nocilla, unos cereales, un café con leche; preparar la bebida isotónica, revisar reloj, chip amarillo y agua; a vestirse en silencio en el comedor y a esperar el momento de marcharse de casa. Los que me conocen saben que soy muy pesado, me gusta llegar muy pronto a la ciudad donde vamos a correr. Y el domingo 3 de febrero no fue una excepción. Es el día de una de las medias maratones más importantes en Catalunya, una carrera con más de 12.000 inscritos, una carrera en la que muchos deciden estrenarse en la distancia, como Xavi, Nene y Enric, 3 amigos con los que hoy estaremos en la línea de salida en Granollers.

Son las 11:00, acaban de salir delante mío los profesionales y aquellos que han acreditado en el momento de inscribirse una marca inferior a 1h30minutos. Mi estómago es un saco de nervios, mi objetivo este año era bajar de 1h30min en Granollers pero ya lo hice en Sitges (con 1h28min) y en ese momento todavía ronda por mi cabeza que hacer… ¿me lo tomo como un entreno para la maratón de Barcelona intentando bajar de 1h30min pero sin ir a tope? o ¿me lanzo a intentar batir mi marca?… Mis pensamientos se rompen con el sonido de la salida y en ese momento tomo la decisión… a batir mi marca, a intentar bajar de 1h28min.

Una de las características de la media de Granollers es que son 11km en subida (desnivel de poco más de 120metros) y 10 km de bajada. Así que toca subir reservando un poco para tratar de apretar en la bajada. Pero hoy tenemos un invitado desagradable, el viento, y además nos acompaña en contra durante la subida, así que la idea es ir en grupo intentado que una vez fuera del núcleo urbano de Granollers, ya en campo abierto afecte lo menos posible. Pasan los quilómetros y las sensaciones son buenas, el ritmo al que voy es rápido pero me encuentro muy cómodo. Los quilómetros van cayendo a 4:05 de media cada uno y la subida en la parte final hacia la Garriga empieza a hacerse larga. Finalmente llegamos al final de la subida, he pasado el km 10 en poco más de 40min y esto tiene muy buena pinta. Mi cabeza no para de hacer cálculos, a este ritmo estaré sobre la 1h27min. Tengo que calmarme, reconozco que estas marcas me parecen  estratosféricas  y me despisto… y lo pago, el km me sale a 4:15.

Empieza la bajada, momento mágico en la media de Granollers porque es el único en el que te cruzas con el resto de los corredores, que emoción ver a tanta gente corriendo, disfrutando, cumpliendo sueños, depositando esperanzas a cada paso. Mi idea original era bajar a 4min el km pero como últimamente en cada carrera los planes cambian y me encuentro bajando a 3:55 el km. Llega el km 15, hora de tomarse un gel y asegurar el final de la carrera. Falta poco para entrar en Granollers y la piel ya empieza a ponerse de gallina. Los que habéis corrido en Granollers sabéis de lo que hablo. Toda una ciudad volcada con esta carrera, las calles llenas de gente aplaudiendo, bandas de música en directo tocando, decenas de niños con la mano extendida para que les des una palma al pasar, imposible no emocionarse y sentir a la gente muy cerca.

Estoy en el km 19, faltan 2.000metros y no creo lo que veo en mi reloj, a este ritmo estaré por debajo de 1h27min; una sacudida recorre todo mi cuerpo y decido disfrutar ese momento, decido vivir cada segundo como si fuera el último, como un ser poseído empiezo a aplaudir al público, choco manos con los niños, levanto brazos pidiendo al público que anime, aplaudo a otros corredores que van a mi lado… deben pensar que me está dando una pájara o que he perdido el juicio pero me da igual, estoy disfrutando mi momento, mis horas de entreno, mis ilusiones, mis decepciones, mis malos momentos, mi rabia por muchas cosas vividas estos últimos meses. Disfruto todos y cada uno de los últimos metros y delante tengo el cartel de 21km y muy cerca la meta, hago el ultimo sprint, y cruzo por debajo del arco, paro el crono, lo miro, grito «toma ya«. He acabado la Media Maratón de Granollers, he acabado bajando 8 minutos mi marca del año pasado, he parado el crono en 1h26min (posición 610 de 9800 corredores).

La sensación es de euforia, he bajado más de 2 minutos desde la media de Sitges de hace 3 semanas. Me siento fuerte y en forma. Este es el momento en el que todo compensa, es el momento en el que el esfuerzo, el sufrimiento y el entrenamiento duro y muchas veces en solitario cobra sentido. La mañana acaba con alegría, mis compañeros de viaje, Enric, Nene y Xavi han acabado su primera media y con tiempos muy buenos para lo que tenían previsto; aunque también en susto, Joan ha tenido un percance, ha perdido el conocimiento en la línea de meta aunque un poco de reposo, asistencia médica y agua lo devuelven enseguida a la normalidad.

Levanto la mirada y la verdad es que lo siguiente genera mucho respeto, el siguiente reto es dentro de 6 semanas, Maratón de Barcelona. Hace 4 meses que entreno 5 días por semana pensando en ese día, pensando en todos y cada uno de los 42km 192metros de la carrera. Quedan todavía muchas horas de entreno, de series, de salidas largas casi de madrugada, de nervios, de sueños… pero esto es lo siguiente, de momento, al menos durante un par de días, voy a disfrutar mis sensaciones de la media, mi tiempo de 1h26min.