Archive | septiembre 2013

Cruzar la meta del Half Triatlón Berga

Te levantas de la cama, es temprano, demasiado, miras fuera y está lloviendo, es de noche y notas el frio el cielo cubierto y una humedad de las que calan los huesos. Y pienas que en menos de 4 horas toca tirarse al agua, es 15 de septiembre y hoy voy a correr el half triatlón SailFish de Berga. Hace poco más de un año estaba inscrito para hacer el half triatlón SailFish de Berga del 2012. Tenía que ser mi debut en la larga distancia del triatlón pero algo mucho más importante y que requería y merecía toda mi atención me llevó a no estar en la línea de salida aquél día. Hoy, un año después, todo aquello forma parte de un recuerdo lejano, de algo que sigue presente en mi retina, algo que me ha hecho más fuerte y que afortunadamente forma parte del pasado. Hoy, un año después, estaré en Berga, a las 10 de la mañana, para tomar la salida del Half Iron Man.

marc-triatleta

El pantano de la Baells nos recibe con humedad, niebla y un ligero sol que va apareciendo poco a poco, pero que no servirá para calentar el agua. A las 10:00 suena la sirena y empieza la carrera. Empiezo a nadar, estoy más cómodo que en el mar (aquí no hay olas ni corrientes), pero me cuesta mucho ver las boyas de señalización y noto como me voy desviando de la ruta, veo como delante mío la mayoría de los nadadores me van tomando distancia. Finalmente, después de sortear un circuito en forma de triángulo llego a la rampa de llegada. He invertido 42 minutos para hacer todo el recorrido. La verdad es que estoy contento, 7 minutos menos que en mi primer half en Getxo y, como luego podré ver en mi reloj, habiendo hecho más distancia (debido a que voy desviándome he nadado 2.200metros en vez de los 1.900m del recorrido).

Salgo del agua a través de la rampa y entro en la zona de transición donde está mi bici. Un paisaje increíble ya que la bici está en la misma estructura de la presa. Empieza el segmento de bici. Se trata de dos vueltas de 42km que arrancan en Berga, bajan hasta Puigreig y luego suben de nuevo a Berga. Sólo salir con la bici me encuentro a Sergi (gracias y mil gracias por venir)… y por la foto que me has regalado.

Es un circuito que imaginaba más exigente de forma que me voy animando al ver que las piernas responden. La primera vuelta la completo sin quitar el plato grande de la bici a un ritmo de 28-29km/h. Pero al empezar la segunda vuelta empiezan las dificultades, se ha girado viento de cara. No se a los otros pero no hay nada más molesto para mi que el viento pegando en la cara, tanto en la bajada como sobretodo en la subida donde tienes aquella sensación de pedalear y no avanzar. Esta segunda vuelta cuesta más, toca bajar de plato y noto como las piernas se están cargando. Finalmente llego a Berga pero todavía hay una sorporesa preparada… una rampa de 80 metros con el 20% de desnivel para acabar el segmento de la bici… una animalada.

runCon poco más de 3horas (3:04:00) completo los 84km de la bici, me calzo las asics y a correr. Estoy en mi segmento preferido, me esperan 3 vueltas a un circuito urbano de casi 7km. Vengo de hacer la media maratón de Sabadell hace 7 días en poco más de 1h y 31 minutos. Pero no todo siempre sale como uno quiere. En la primera vuelta las fuerzas empiezan a flojear, el circuito es un rompepiernas que sube y baja que se me hace eterno. Mi ritmo por km es lento. Finalmente completo mi primera vuelta y cuando paso al lado de la meta y pienso que todavía me quedan 2 vueltas me hundo. Mi cabeza está jugando en contra, sólo pienso en parar, en que no llegaré al final; las piernas pesan, tengo el estómago no muy fino y pensar en que quedan casi 14 km de carrera se me hace cuesta arriba.

Pero pienso en lo que viví hace más de un año, en el motivo por el cual ni vine a correr hace 12 meses, en el ejemplo de lucha y superación de alguien muy cercano que me enseñó a no tirar la toalla. Y sigo, aprieto los dientes y completo la segunda vuelta. Y en ese momento les veo, son Glòria y los niños, de repente todo cambia, a ellos no les puedo fallar, han venido a verme llegar. Sigo corriendo, a ritmo muy lento, con dolor en las piernas pero con la certeza que no voy a andar, con la certeza que acabaré. Giro la última curva en el Paseo Industria de Berga enfilo los 200metros finales apretando los puños, veo a los niños y les grito, les viso que se preparen, cojo a Adrià en brazos y les pido a Queralt y a Èlia que corran a mi lado. Juntos cruzamos la meta. He llegado, he acabado. 

Y ahora toca mirar adelante, en 6 semanas me estreno en una nueva disciplina: la maratón de montaña, 42,192km por las montañas del Parque natural de Sant LLorenç.

1/2 maratón Sabadell y todo a punto para Half de Berga

halftriatloberga2013El pasado mes de julio completé mi primer triatlón de larga distancia, el Half de Getxo. Fue una gran experiencia y ya tenía en el calendario el siguiente: SailFish Berga. Así que este próximo domingo voy a tratar de acabar mi segundo half, 1.900 metros nadando en el pantano de la Baells, 90km en bici por las carreteras del Berguedà y una media maratón por las calles de Berga.

Han sido unas últimas semanas intensas de entreno aprovechando los últimos días de las vacaciones que han permitido hacer salidas en bici un poco más largas (como olvidar los 110km para subir a Montserrat) y poder entrenar transiciones de bici y de run. Pero uno siempre piensa que va corto de entreno… y creo que esto no cambiará nunca.

Así para cerrar el entreno el pasado domingo 8 de setiembre aprovechando las fiestas de mi ciudad, Sabadell, corrí la media maratón. La misma carrera en la que hace ahora un año traté de hacer una marca para la que no estaba preparado y que pagué con una pájara de las que hacen historia. Tenía la espina clavada y este año aun sabiendo que ni podía arriesgarme con una buena marca y poner en riesgo la carrera de la semana próxima, si quería correr fuerte y acabar con buenas sensaciones. La media de Sabadell tiene la particularidad de ser un circuito de 7km, con 3,5 en bajada y 3,5 en subida, al que hay que dar tres vueltas. No son muchos los corredores que la hacen. Estos dos hecho provocan que sea una carrera, para mi gusto, un poco incómoda por cuanto el circuito se hace repetitivo y tienes pocas referencias de gente corriendo a tu alrededor, pero no lo voy a negar, es la carrera de mi ciudad y me gusta correrla.

De esta forma el domingo a las 9 de la mañana tomé la salida con la intención de quitarme la espina del año pasado, de correr con cabeza y de forma progresiva. Y lo conseguí, la primera vuelta a ritmo suave, notando buenas sensaciones y con muchos corredores (dado que a la vez se hace la carrera popular de 7km). Después de completar la primera vuelta a 4:25 el km afronté la segunda con el recuerdo del desfallecimiento del año pasado en mi mente, pero sólo fue un pensamiento, completando la segunda vuelta con un tiempo medio de 4:20 el km. Y sólo quedaba la tercera vuelta, momento para tratar de apretar, ver como está el cuerpo después del entreno de verano. Y las sensaciones fueron buenas, cerré la tercera vuelta a 4:16 el km y pasé la meta en 1:31:57. Un tiempo lejos de mis marcas, pero mejor del que esperaba (por mucho entreno que haga en verano me cuesta mantener los ritmos de velocidad del invierno, y más este año en el que ha habido mucho entreno de montaña), sensaciones muy buenas y entreno completado.

Y ahora sólo queda esperar, hacer los últimos largos en la piscina pensando (inútilmente) que me permitirá mejorar un poco mi deficiente estilo de natación. Esperar con ilusión el domingo, esperar con ganas el reto, esperar a poder completar una prueba que el año pasado no pude completar, no puede tomar la salida, las prioridades en casa eran otras. Y este año espero poder cruzar la meta con la sensación de haber completado un nuevo reto personal.

Nos vemos el domingo en el Sailfish en Berga.