Archivo | Experiencia RSS for this section

GRACIAS EQUIPO #UnGranRetoUnSoloEquipo

A las 5:50 de la madrugada cruzamos la línea de llegada, han sido casi 20 horas para completar el reto que propone la Oxfam Intermon TrailWalker de recorrer en equipo los 100km que unen Olot con Sant Feliu de Guixols. En este blog habitualmente hablo de mis experiencias con el deporte, entrenos, carreras, desafíos… pero en esta ocasión quiero hablar de gratitud y de orgullo.

Hace meses que la idea rondaba por mi cabeza hasta que hace unos meses se la propuse al equipo de RocaSalvatella, ¿porque no nos organizamos para participar en la TrailWalker de Oxfam Intermon?. Se trata de una marcha de 100 km impulsada por Oxfam Intermón que nace de una gran responsabilidad: hacer accesible el agua potable a millones de personas que viven en condiciones de pobreza. Los equipos de marchadores constan de 6 miembros: 4 corredores, que tienen que hacer los 100 km íntegramente en menos de 32 horas, y 2 miembros que forman el equipo de soporte. Para participar es imprescindible haber recaudado 1500eur que se donan para estos proyectos de Oxfam Intermón para hacer accesible el agua potable.

Y de la idea a la realidad, bajo el lema #UnGranRetoUnSoloEquipo nos hemos organizado para estar en la línea de salida en Olot el sábado 1 de abril a las 10:00h; nos hemos organizado para darle sentido a la palabra COMPROMISO

Quiero dedicar este escrito a dar las GRACIAS:

GRACIAS a los 4 corredores, 4 valientes que han decidido aceptar nuestro reto: Xavier Verdaguer, fundador de Imagine Creativity CentreJoana Barbany, Teniente de alcaldía de Promoció Econòmica, Innovació i Govern Obert del Ajuntament de Sant Cugat; Gerard Vélez, Director de Transformación Digital de RocaSalvatella e Iria Rodriguez, Consultora de Estrategia y Comunicación Digital de RocaSalvatella y capitana del equipo TrailWalkeRS. Gracias por ser valientes, por arriesgar, por emprender la locura de hacer 100km corriendo y andando, juntos y por esta causa. Gracias por ayudaros, por animaros, por entenderos durante todo el camino, por ser 1, gracias por demostrarnos el sentido de las palabras solidaridad, valentía, humildad y pasión. Gracias por regalarnos 100km maravillosos.

GRACIAS a las 3 personas de soporte que habéis estado en cada minuto, en cada metro de la carrera preparando los avituallamientos, atendiendo a los corredores, comida, bebida, ropa limpia, mimos, palabras de ánimo y todo lo que fuera para animar los minutos de pausa y hacer que los siguientes kms fueran más fáciles. Sònia Rocafull, Alex Francès, Valentín Gonzalez  con los coches de soporte haciendo nuestra particular carrera para estar antes que los corredores en el siguiente punto y tenerlo todo a punto. Gracias por vuestra generosidad y solidaridad, un ejemplo porque nadie os lo había pedido y vuestra entrega desbordó a todo el mundo, ni un pero, ni un reproche, todo fácil, todo cariño, todo ánimo, todo pasión. Y gracias por vuestro sentido del humor, el papel del equipo de soporte a veces queda escondido y tapado y con vuestras sonrisas todo ha sido fácil.  Imposible sin vosotros.  

GRACIAS a todo el equipo de RocaSalvatella que se ha implicado durante toda la carrera (y antes de la misma) para que todo fuera mágico:

  • Lluis y Jordi sin los cuales no hubiermos podido vestir nuestras camisetas con el lema #UnGranRetoUnSoloEquipo
  • Gracias Guillem por la organización previa y la gestión del alojamiento, no pudiste estar fisicamente con notros pero fuiste clave en la previa
  • Gracias Anna Miracle por la gestión de toda la comunicación antes de la carrera
  • Gracias Gemma y Alex (y a todo el equipo de RocaSalvatella) por grabar un vídeo de ánimo que los corredores vieron poco antes de salir y que provocó ya algunas lágrimas ante de arrancar.
  • Gracias Carlo por esa maravillosa pasta cocinada con amor que nos dio fuerzas a todos en el km 30 para poder seguir y gracias Dani por esa carne que nos preparaste para acompañar a la pasta (no estabas pero nos acordamos de tí)
  • Gracias Josep por venir, apoyar y acompañar al equipo durante un par de avituallamientos; quizás no lo sepáis pero es mágico cuando alguien aparece para animar al equipo.
  • Gracias Ivan por esos croissants que nos endulzaron la parada en Girona
  • Gracias Carla por toda la tarea de comunicación antes y durante la carrera y por  sumarte a la expedición en Anglés y acompañarnos hasta el final, puro optimismo y mirada positiva.
  • Gracias Josep (alias Charlie) por tu generosidad, desde el km 55 en Girona hasta la llegada corriendo al lado de los 4 valientes dándoles tus ánimos, apoyo y el empujón que necesitaban. Tienes alma noble.
  • Gracias Bet, querías correr pero no podías y a pesar de ello viniste y durante 50km fuiste una más del equipo encontrando las palabras claves para ayudar a Iria en sus momentos difíciles
  • Gracias Judit, Ingrid y Isa por venir a Girona, compartir la emoción en el avituallamiento y traernos esas maravillosas tortillas de patata que pudimos cenar en el KM 70 en Cassá de la Selva y que nos dieron el empujón final.
  • Gracias Mar y tu fantástica perra Filomena que vinisteis con el frío de la noche a Cassá a compartir tu sonrisa y darnos fuerzas a todos.

Gracias a todo el equipo de RocaSalvatella que estuvo durante toda la previa ayudando y animando, cuidando todos los detalles que podíamos necesitar; y que durante toda la carrera apoyó, animó y fue uno más. No son sólo palabras, durante la carrera en cda avituallamiento eramos uno de los grupos más numeroso y nuestro grupo de wats y nuestras redes sociales sacaban humo. De madrugada seguíamos recibiendo mensajes de apoyo de aquellos que no estaban en la carrera pero no seguían  desde su casa.

GRACIAS a todas las empresas que habéis decidido apoyarnos y acompañarnos (y a Adrià por su coordinación):

  • Gracias a Skoda por dejarnos dos coches increíbles para el equipo de soporte (y gracias Gerard y Jordi por gestionarlo)
  • Gracias a Caprabo por darnos parte de la comida que hemos consumido estos días (y a Sònia, IOsa e Ingrid por gestionarlo)
  • Gracias a Arag por asegurarnos en caso de accidente (y a LLuis por gestionarlo)
  • Gracias a Frit Ravich para darnos energía con sus frutos secos y sus snacks en las comidas (y a Xavi y Edu por gestionarlo)

A las 5:50 de la madrugada del 2 de abril en Sant Feliu de Guíxols después de casi 20 horas y 100km cruzamos la linea de llegada 11 personas, había 4 corredores, 4 héroes, 4 valientes y a su lado 7 personas de soporte. Como no podía ser de otra forma lloramos, nos abrazamos y Yo, sinceramente, me sentí la persona más afortunada del mundo por tener la suerte, el privilegio y el honor de compartir con todos ellos un sueño, por compartir su generosidad, humildad y pasión.

GRACIAS

#UnGranRetoUnSoloEquipo

 

Todo sueño merece sacrificio: no pienso rendirme

maratonEl próximo 16 de noviembre correré la maratón de Valencia. Se trata de un sueño, de un reto que marqué en mi calendario hace ya algunos meses. Después de correr la maratón de Girona decidí que la siguiente sería una carrera 100% urbana (en la maratón de las vías verdes un % elevado se corre sobre terreno de arena compactada) y multitudinaria (en Girona fuimos poco más de 340 corredores) y decidí marcar en mi mente una marca objetivo (confesaré que la tengo desde que crucé la meta de Barcelona hace casi dos años). Fijé en mi interior el tratar de acercarme a la cifra mágica para muchos corredores de las 3h en los 42km 192metros. Poco podía imaginar lo duro, lo difícil y el sufrimiento que implica perseguir un sueño (si lo hago porque quiero, nadie me obliga).

 

Están siendo más de 4 meses, 16 semanas y unos 1.000km de entreno; entrenos básicamente con calor ya que ha tocado entrenar todo el verano; 6 sesiones semanales cada vez más exigentes, cada vez más duras, cada vez más al límite para mi cuerpo; sesiones cada vez más largas los fines de semana y sesiones de series cada vez más intensas (nunca había corrido sesiones de series de 8X1000 o de 4X2000 o de 3X3000 a los ritmos que lo hago ahora). Sesiones que cada vez cuesta más encajar con las horas que quiero estar con la familia, con las responsabilidades profesionales, con los viajes. Al fin y al cabo pequeños pasos en busca de un sueño

 

IMG_20141019_105516Hoy tenía una de las últimas pruebas para conocer mi estado y saber lo cerca o lejos que estoy de mi reto, hoy he corrido la media maratón del Mediterráneo en Castelldefels. 21.097km que tenía que correr en 4min el km para completarla en poco más de 1h24min30seg. Y ha sido una de esas carreras que te enseñan a sufrir, que te enseñan que nada es gratis y que nada es fácil. A las 9h de la mañana se daba la salida en el Canal Olímpico de Castelldefels en un trazado muy llano (con 3 pequeños repechos) . Desde el inicio he tratado de mantener el ritmo objetivo enganchado a un grupo con el mismo objetivo. Durante los 10 primeros km he conseguido mantenerlo incluso pasar por debajo de los 40min, a partir de ese punto nos hemos quedado muy pocos en el grupo (era el mismo circuito que para la carrera de 10km y muchos de los que venían en el grupo han acabado en esa distancia) y ha tocado tirar más de cabeza que de piernas, ha empezado el calor (hemos corrido con 23 grados) y como siempre mi amigo el flato que ha llegado esta vez en el km 15 de la prueba. Así que la segunda parte de la carrera se ha hecho más dura, me ha recordado que quizás todavía me falta para llegar a mi reto, que todavía quedan muchas horas de entreno. Los 3km finales de la carrera han resultado especialmente difíciles dado que se hacían ya dentro del canal olímpico en un circuito oval en el que en todo momento se puede ver la meta (o oír al speaker de la carrera), cosa que hace que mentalmente cueste mucho llegar. Finalmente he cruzado la meta en 1h25min 40seg, marcando 4’01” el km según mi reloj.

 

He acabado contento, la carrera ha sido dura, he vencido (de nuevo) al flato y a mi mente que me pedía parar, pero también he acabado entendiendo que estoy lejos de mi sueño, estoy lejos de mi reto.

 

Como corredor, igual que en muchas otras facetas de mi vida, me gusta soñar, me gusta marcarme retos, desafíos, pero no soy tonto, soy consciente que no son gratis, que merecen esfuerzo y sacrificio, merecen dedicación y empeño. Faltan 4 semanas para Valencia, faltan 24 sesiones de entreno con sus tiradas largas, sus cambios de ritmos, sus odiosas series; faltan 24 sesiones que tocará encajar en la agenda como pueda (por la mañana a primera hora, haciendo equilibrios al mediodía o acompañado de la luna por la noche; en Sabadell, Sant Cugat o en Madrid donde tocará pasar muchos días); pero no pienso rendirme, no pienso desfallecer, no pienso perder mi sueño.

 

El 16 de noviembre a las 9h estaré en la línea de salida de Valencia para tratar de conseguir un sueño, para perseguir un reto y seguro que lo consiga o no habré luchado por él.

¿Y si…?

Faltan 3 días para la Marató de Barcelona y tengo el síndrome de ¿y si…?

  • ¿Y si hubiera entrenado un poco más? 
  • ¿Y si hubiera descansado un poco más?
  • ¿Y si la visita al fisio la hubiera hecho el miércoles en vez del martes?
  • ¿Y si las últimas series las hubiera realizado más rápido?
  • ¿Y su hubiera ido un par de días más al gimnasio?
  • ¿Y si me hubiera abrigado más el martes en el Nou Camp porque creo que tengo fiebre?
  • ¿y si…?

En fin imagino que se trata de los nervios propios de la semana previa de una cita que llevo meses preparando. El entreno está hecho, lo se, aunque acostumbrado a tantos quilómetros de entreno cada semana durante  6 meses, estos últimos días se me hace extraño casi no haber salido a correr, pero el planing pone que toca descansar.

priemr tocEsta tarde he tenido la oportunidad de compartir estas reflexiones con dos corredores más que se estrenan este próximo domingo en Barcelona, con Xavi y Miquel Angel (aqui el enlace a la entrevista). Nos han invitado al programa de RAC1, el Primer Toc, para que explicáramos nuestra experiencia alrededor de nuestra primera maratón. ¿Porque corremos? ¿Que nos empuja a levantarnos cada día para entrenar? ¿Que sensaciones tenemos?

Ya compartí al inicio de este blog el porqué, el proceso de empezar a correr y bajar de peso, sentirme mejor, ser capaz de marcar metas y conseguirlas. Y mientras contestaba todo esto hoy en la radio pensaba también en todos y cada una de las más de 130 sesiones de entreno desde que empezara a preparar la maratón, en los días que tenían ganas y estaba animado para salir, y también en aquellos días que con mucha pereza y pocas ganas me vestía de madrugada para salir casi en plena noche a correr. El domingo culmina un proceso que he aprendido a disfrutar, que he vivido con intensidad en todos y cada uno de sus entrenamientos, un proceso en el que he sufrido (más de lo que creía) pero que me ha servido para conocerme, para aprender como seguir adelante a pesar de las dificultades.

A partir de mañana empezará el proceso de preparación: ir a por el dorsal, comprar los geles que me tomaré en la carrera, preparar el equipamiento, planificar los ritmos concretos y en qué momento me tomaré el agua y suplementos durante la carrera, pero hoy todavía estoy en el momento… ¿y si…? Imagino que son los nervios.

errores de principiante

113Empezar a hacer deporte sin pensar en lo que significa y en sus consecuencias si puede convertirse en un deporte de alto riesgo. Son los temibles errores de principiante, aquellos que siempre piensas que a ti no te pasarán porque tu sabes más que el resto, los errores que crees que no cometerás porque esto de hacer deporte es fácil. Y lo peor de los errores de principiante son sus consecuencias, en mi caso una lesión de 4 meses. Pero vayamos por partes, ¿cuáles fueron mis errores de principiante?

1. Planificación

Quería hacer deporte así que empecé pensando que un cuerpo de más de 90 quilos y oxidado por años de sedentarismo e inactividad podía sin problema emular a aquellos que veía salir a correr cada día. Desobedecí aquellos que me recomendaban empezar corriendo un par de días a las semana y no más de 15 minutos. Si los otros pueden salir casi cada día, yo también.

 2. Zapatillas

Abres el armario y te pones las primas zapatillas de correr que encuentras. Lo de mirar si eres pronador, supinador o neutro, o saber si las zapatillas están pensadas para hacer muchos o pocos quilómetros por semana o incluso averiguar si están pensadas para personas con mucho o poco peso te parece en ese momento un ejercicio de marketing pensado por parte de las grandes marcas del deporte para venderte la última moda de zapatillas.

 3. Obstinación

Un buen amigo lo llama, en mi caso, cabezonería, es decir, no escuchar los consejos de los que ya hacen deporte y pensar que puedes conseguir en 1 mes aquello que no has conseguido en 35 años. Ponerte a hacer deporte sin entender lo que significa ni las consecuencias que tiene.

En mi caso los errores de principiante me costaron muy caro, 1 mes después de empezar a correr y haber realizado mi primera carrera de 10km me diagnosticaron una lesión de rodilla (desgaste del cartílago e inflamación muscular). Las consecuencias fueron 3 meses de inactividad deportiva y 4 meses de fisioterapia. Aprendí lo importante de la planificación, aprendí la relevancia de llevar en los pies unas zapatillas adecuadas a mi peso, forma de correr (seré un fan de ASICS toda la vida) y lo relevante que es ser obstinado, pero que si un día no puedes entrenar no se acaba el mundo.

El error de principiante que no cometí fue el de no tener motivación, y en mi caso fue lo que me ayudó a volver a correr después de estos 3 meses de parón. Cuando empiezas a hacer deporte creo imprescindible, si quieres hacerlo a partir de ese momento y de manera continuada, buscar y encontrar la motivación a largo plazo. Para cada uno será distinta; para unos servirá el perder los quilos acumulados en verano, para otros el encontrar un espacio de desconexión; en cualquier caso debe ser algo que no se acabe en 15 días, porque llegará el momento en el que haga frío, te lesiones, el trabajo te complique el horario del entreno o simplemente no te apetezca, y en ese momento deberás buscar la motivación suficiente para continuar.

En mi caso no la perdí, mis ganas de recuperar mi estado físico anterior, mis ganas de competir y el hecho de haber compartido el proceso de hacer deporte con mi entorno fue lo que me ayudó a continuar. Meses más tarde hacía mi primer triatlón… pero eso ya es otra historia.