Tag Archive | marathon des sables

Marathon des Sables Capitulo 6: SUSPENSIÓN

1344 km entrenados (850 de los cuales desde el 1 de enero), 125h corriendo y 20h de preparación física, material de carrera comprado y todo testeado, casi 300euros en comida liofilizada, tratamientos para los pies para evitar ampollas realizado… y de repente recibes un email a las 10 de la mañana del pasado sábado 7 de marzo con la peor noticia: el Marathon des Sables de 2020 cancelado debido al Coronavirus

La primera sensación es de bajón, frustración, rabia, sensación de injusticia. En Marruecos a día de hoy sólo hay dos casos de Coronavirus. Pasadas unas horas asumes la noticia, entiendes que seguramente los organizadores no han tenido más remedio que hacerlo.

¿Qué hago? Lo primero tomarme el fin de semana libre, nada de entrenos y aprovecho para salir a comer y a cenar, tomarme las cervecitas que he perdonado desde inicio de año. Lo segundo decidir que correré la Marathon des Sables del 18 al 28 de setiembre que es la fecha alternativa que nos ha dado la organización.

Pero todo el mundo te dice “tranquilo ahora tienes 6 meses más para entrenar”. Si y No. Es cierto que por un lado efectivamente tienes más tiempo para entrenar y además podré hacerlo durante el verano, con calor cosa que provoca que las condiciones sean similares a las del desierto. Pero por otro lado también implica que hay que mantener el estado de forma que había conseguido después de casi 8 meses de preparación, y para un amateur como yo eso es complicado.

Y por si fuera poco dado que también han cancelado la Maratón de Barcelona mi calendario queda:

18-28 setiembre: Marathon des Sables (250km)

4 octubre: Salomon UltraPirieneo (96km)

25 octubre: Maratón de Barcelona (42km)

 

Tocará entrenar y mucho pero a partir del 18 de setiembre dormiré bajo las estrellas del desierto.

Marathon des Sables capítulo 5: alimentación (1º parte)

Un tema fundamental para la Marathon des Sables es la alimentación. Por un lado porque se trata de una carrera en condiciones extremas (7 días con 250 km en el desierto) y por otro lado porque se trata de una carrera en autosuficiencia y esto implica que debes llevar encima todo lo que necesites para comer y recuperar esfuerzo.

Hoy quería compartir mis decisiones en lo relacionado con los suplementos y los recuperadores, dejando para una segunda parte de este post lo relativo a la comida y cenas.

Para cada día de carrera lo necesario en el ámbito de suplementos y recuperadores es:

  • Geles para tomar durante la carrera
  • Isotónico para ir complementado con el agua
  • Barritas energéticas
  • Recuperador musculas una vez llegas a meta

 

  1. Gel

Tengo la suerte que mi estómago en general tolera todo tipo de geles, pero para esta carrea (que serán 7 días seguidos tomando geles) buscaba algo que no fuera muy dulce, que fuera muy líquido (a poder ser que se pueda tomar sin necesitar agua) y que contenga una alta carga de hidratos de carbono que me puedan dar energía durante el máximo número posible de KM. Y he encontrado al respuesta: HydroGel 100 de la marca Maurten.

Se trata de un gel basado en une nueva tecnología, el Hidrogel, que permite el transporte sin complicaciones de los carbohidratos a través del estómago hasta el intestino, donde el agua, la sal y los carbohidratos son absorbidos. Además permite la captación de hasta 100 gramos de carbohidratos por hora, por encima de la media de geles del mercado.

  1. Isotónico

Lo cierto es que con el Isotónico no he tenido nunca muchas manías. No acostumbro a usarlo cuando entreno y en carrera me tomo el que ofrecen en los avituallamientos, pero claro en sables no hay avituallamientos de forma que me ha tocado elegir uno. Y aquí he seguido la recomendación de Borja Estrada que ya realizó Sables hace un par de años y me recomendó el Isotónico de la marca Maurten. Así que el elegido es el Drink Mix 320 de Maurten.

La elección se ha basado en que por un lado prácticamente no sabe a nada y por lo tanto no es empalagoso y porque aporta una gran cantidad de hidratos que ofrecen energía para muchos quilómetros. Además se basa en la tecnología Hidrogel que, a priori, son poco agresivos para el estomago.

  1. Barritas

En este caso no puedo evitar ir a lo dulce (me encanta) así que la decisión han sido las barritas Bar CLIF de arándanos. Son bastante grandes, con mucha aportación de energía y un gusto dulce pero no empalagoso.

  1. Recuperador

Otro elemento clave e imprescindible cuando llegas a meta después de tantas horas por el desierto. Aquí me ha costado más encontrar y elegir. He probado varios tipos y ninguno de ellos me satisface en cuanto al gusto. Finalmente he optado por el Recovery de Finisher sabor a limón. Sigue sin gustarme al 100% el gusto pero para mi es el menos malo y con un buen equilibrio de Proteínas, Hidratos y sales.

En unos días os comparto las decisiones acerca de la comida sólida que voy a llevar para sables.

Marathon des Sables capítulo 4: la arena

Una de las características de la Maratón des Sables es que se corre en el desierto y que parte de sus 250km son sobre arena una superficie que los que corremos en asfalto o incluso en montaña prácticamente nunca tocamos.

Pero es imprescindible entrenar sobre ella no sólo para saber si las zapatillas son las adecuadas o si el peso en la espalda será cómodo de llevar sino sobretodo para:

  • Tener las sensaciones de correr sobre una superficie irregular y que se hunde al pisar.
  • Ver como responden los pies cuando la arena se mete dentro de las zapatillas
  • Acostumbrar los músculos a este tipo de superficie en las que cada pisada es totalmente distinta
  • Que la mente se acostumbre a correr por entornos en los que los cambios de paisaje son poco habituales

¿Y dónde entrenas para simular las condiciones de un desierto? La verdad es que no es nada fácil pero lo que más se le parece es la playa. No es exactamente la misma superficie (me dicen que la arena del Sahara es muy fina), tampoco hay grandes dunas y si lo haces como yo que entrenas en invierno la temperatura no es la misma, pero no hay más alternativas.

De esta forma desde hace ya unos días he introducido un entreno a la semana en playa, en concreto en las playas de Castelldefels y Gavá. El primer día quise hacer una prueba sin peso y corrí 22km. Las sensaciones fueron muy extrañas, corrí más de un minuto más lento que los entrenos largos que había realizado con mochila. Los pies se hunden, cuesta sacar el pie de la arena, la superficie cambia constantemente y es imposible prever lo que sucederá en la siguiente zancada. Después realicé un segundo test de 15km esta vez con mochila y 9kg a la espalda. Me encontré más cómodo en la pisad a pesar que la velocidad fue mucho más lenta. A pesar del entreno continuado con mochila se hace muy pesado llevar peso en la espalda y correr sobre arena.

 

Seguramente esta es la parte más compleja del entrenamiento, pero imprescindible para llegar mínimamente acostumbrado a Sables. Así que hasta la carrera un día por semana en la playa… y si puede ser a primera hora mejor que puedes ver como sale el sol 😉

 

Marathon des Sables Capítulo 3: la mochila y el peso

Después de hablar de la preparación física y de las zapatillas, este tercer capítulo de la preparación de la Marathon des Sables va dedicado a uno de los elementos esenciales: la mochila.

Tenéis que pensar que la maratón des sables son 7 etapas para recorrer 250km por el desierto y además en autosuficiencia, es decir, llevar encima todo lo necesario para los 7 días (toda la comida, la ropa, el saco de dormir, hornillo para cocinar…). Esto hace imprescindible elegir muy bien la mochila dado que debe poder llevar todo este material y ser cómoda para poder correr. La organización establece un peso mínimo (6,5kg) y un peso máximo (creo que sobre los 20kg) y cada corredor elige entre la eficiencia para poder correr (minimizar peso) y el confort en carrera (tener alimentación y ropa suficiente). Yo he realizado un cálculo y me sale que el primer día empezaré la carrera con entre 10 y 12kg a la espalda:

  • sólo la comida -ya hablaré en un capítulo de la comida- son entre 5 y 6kg;
  • el saco y el aislante suman casi 1kg;
  • material para comer (hornillo, cazo, cubierto) unos 300gr;
  • ropa para dormir y 2/3 calcetines de repuesto casi 500gr;
  • el resto lo componen el material obligatorio (crema solar, aparato saca veneno, brújula…), la propia mochila, los bidones para el agua

Después de mirar mucho me decidí por la Ultrabag MDS 20L de la marca WAA.

Me convencieron varios puntos:

  • Es una de las mochilas recomendadas por la propia organización y diseñada específicamente para esta carrera.
  • Dispone no sólo de la parte trasera de la mochila sino que incorpora tres pequeñas mochilas: dos van ligadas al cinturón y permiten, por ejemplo, llevar muy accesible la comida a utilizar durante las etapas de carrera; y una tercera que va en la parte delantera (altura del pecho) que permite por ejemplo llevar una botella adicional de agua.

Con la mochila ya en mi posesión planifiqué un entreno para acostumbrarme a llevar tanto peso en la espalda y poder correr al mismo tiempo (es cierto que en las ultras he llevado siempre mochila pero es de características mus distintas, totalmente agarrada al cuerpo – elástica- y con menos peso).

De esta forma desde hace ya 5 semanas he introducido un entreno largo por semana (entre 20 y 30km) con la mochila cargada de peso. Empecé con 4kg y he ido añadiendo 1 kg por semana hasta completar en el último entreno 23km con 8kg a la espalda. A este peso siempre hay que sumarle los 1,5kg correspondientes al agua que llevo en los bidones.

Las sensaciones son muy distintas a cualquier otra mochila que haya llevado antes. Para empezar el peso es mucho mayor y las piernas, las lumbares y los hombros sufren mucho. Por ejemplo el 15 de diciembre corrí la media maratón de Collserola con 7kg a la espalda (+1,5kg de agua) con 900metros de desnivel positivo. Qué sufrimiento de piernas al tratar de ser competitivo en la carrera y, por ejemplo, no andar demasiado en las cuestas. Sin duda uno de esos entrenos que te curten.

Y la parte divertida es cómo rellenar la mochila con peso. Lo ideal es simular condiciones de carrera de forma que pueda llevar peso repartido dentro de la mochila y no sólo un objeto que pese mucho. Así que -viva la creatividad- relleno la mochila con comida: 2 botellas de 1,5l de leche y luego varios paquetes de 1kg de arroz.

Ahora faltan 3 meses de entreno para la carrera y tocará ir incrementando peso (hasta los 12kg), distancia (hasta los 40km de entreno) y aumentar la velocidad (hasta los 5’15’’ por km) para tener las piernas, hombros y lumbares a punto para el desierto.

Marathon des Sables Capítulo 2: las Zapatillas

Una de las decisiones más importantes para correr una carrera de larga distancia son las zapatillas. En ocasiones no somos conscientes de lo importante que son cuando afrontamos una carrera. Y de ellas depende que los miles y miles de impactos que nuestro cuerpo soporta cuando corremos sean lo “mejor” asimilados. Unas zapatillas no adecuadas no amortiguan esos impactos y por lo tanto son directamente las rodillas o las caderas las que los amortiguan con el consiguiente riesgo de lesión. Además, una mala zapatilla puede provocar llagas o rozaduras en los pies que puedes pagar muy caro, sobretodo si se trata de una carrera como Sables, es decir, una carrera por etapas. Así que una vez planificado el entrenamiento toca elegir zapatillas.

En el caso de la Marathon des Sables calculo que durante 6 días acumularé un total de entre 40 y 50 horas corriendo (y andando) por el desierto. Esto implica:

  • Terreno cambiante con tramos de pista, dunas o piedras
  • Terreno muy blando (el año pasado por ejemplo en la segunda etapa había tramos de más de 13km seguidos por dunas)
  • Una temperatura media de entre 30 y 40 grados.

Con todas estas condiciones los pies seguramente serán la parte del cuerpo que más sufra durante os 250km de la carrera de forma que es imprescindible elegir la zapatilla con mucho cariño.

En mi caso la elegida para la carrera es la Salomon S/LAB ULTRA 2

DISCLAIMER: tengo la suerte que Solomon confía en mí y me proporciona de forma gratuita los zapatos para poder afrontar este reto. Muchas gracias Salomon Team.

Los motivos de su elección han sido:

  1. Ya he corrido varias carreras de larga distancia con sus predecesoras (las s/LAB 1) y las sensaciones han sido muy buenas
  2. La suela es ancha de forma qué cuando pisas sobre arena genera mayor resistencia y se hunde menos
  3. La sensación de agarre interior del pie (es decir la comodidad dentro de la zapatilla) para mi es la mejor de las muchas zapatillas de varias marcas que he probado.
  4. A diferencia de otros modelos de Salomon que utilizo para entrenar o para carreras más cortas, éstas son más rígidas por lo que sujetan mejor el pie y la sensación de equilibrio en terrenos irregulares es muy buena.
  5. Dado mi peso (85kg) y mis antecedentes de desgaste del cartílago de la rodilla necesito zapatillas con muy buena amortiguación y éstas la tienen.
  6. Y como bonus track esta nueva versión de las S/LAB ULTRA han reducido el peso respecto a sus predecesoras.

 

Ahora me quedan poco menos de 4 meses para poderlas probar en todo tipo de terrenos y sobretodo hacer que mi pie se acostumbre para evitar lo inevitable: que me salgan llagas fruto del calor y las muchas horas con las zapatillas puestas.

Marathon des Sables 2020: empieza la aventura

El próximo mes de abril cumpliré un sueño, correr la Marathon des Sables. Para los que no la conozcáis esta es una carrera muy singular por varios motivos:

  • Se trata de una prueba por etapas para completar 250km en 6 días
  • Se corre en el desierto del Sáhara y por lo tanto las condiciones son un tanto extremas (temperaturas altas durante el día -30-35º-, temperaturas bajas durante la noche -0-5º-)
  • Es una prueba en autosuficiencia (todo lo que necesites, excepto el agua, tienes que traerlo de casa y llevarlo encima durante todos los días.

Las ganas de querer afrontar este reto supongo que son producto de la suma de las tres cosas, me apetece y mucho correr por el desierto, perder la vista entre las dunas y el horizonte durante el día y poder vivir las noches con el cielo estrellado. Es un desafío correr 250 km en 6 días dado que nunca he corrido ninguna carrera por etapas (la etapa más corta es de 30km y la más larga de 84km). Pero creo que lo que más me atrae es la aventura de hacer esto en autosuficiencia, decidir antes de salir que ropa necesito, que voy a comer, como será el saco para dormir, que utensilio usaré para cocinar la cena y que todo esto no pese demasiado (calculo que unos 9-10kg) porque debo llevarlo a la espalda y poder correr.

Faltan justo 6 meses para la carrera y son muchos los temas que tengo que preparar y asegurar, muchos de los cuales será la primera vez que los haga:

  1. Entreno: debo planificar un entreno para correr 250km en condiciones de temperatura y alimentación como nunca antes. Necesito preparar volumen, resistencia y fuerza.
  2. Alimentación: estaré 6 días comiendo lo que lleve encima y por lo tanto debo planificar y probar comida liofilizada, barritas, frutos secos… y todo aquello que pese poco y tengo un importante aporte calórico (debo llevar como mínimo 14.000 kcalorias encima)
  3. Material: una parte relevante del material debo comprarlo o pedirlo (mochila especial con carga trasera y delantera, saco de dormir para temperatura de 0 grados pero con peso mínimo, hornillo a pastilla…

Y además debo resolver muchas dudas de la propia carrera para poder prepararme e imaginar como será (podré recargar la batería del reloj, es todo duna o hay tierra dura, me llevo tapones para dormir por la noche y que no entre arena, cuantas camisetas para correr los 6 días…)

Así que hoy empiezo a compartir en este blog mi experiencia para Maratón des Sables donde trataré de compartir los descubrimientos que vaya haciendo y la preparación.